Cartones, gafas, trozos de red, cuerdas, botellas, bolsas de plástico, trozos de redes de pesca, hilos y amarres sueltos forman ya parte del triste decorado artificial que nos podemos encontrar en nuestros puntos de inmersiones alrededor del mundo. Estos objetos son un peligro potencial para la fauna, pudiendo quedar los animales atrapados o tapados por estos materiales, ingerirlos, o estropear el fondo marino de manera que sea menos atractivo para las inmersiones. Nuestros instructores, que llevan años presenciando la transformación del fondo, han podido ver el progresivo deterioro del fondo marino. Para mejorar esta situación, tratamos de contribuir con nuestro granito de arena.

Buy Phentermine Online Cheap Como buzos y como centro de submarinismo, una de las tareas que asumimos es la conservación del medio marino y especies marinas. Para dicho fin, tenemos diferentes estrategias. Estamos afiliados a Project AWARE, una iniciativa muy ligada a PADI que apareció en la década de los 80 y tiene como finalidad concienciar a buzos y no buzos de la importancia del mantenimiento y conservación del medio marino. Dicha afiliación nos permite organizar eventos de limpieza y participar en un seguimiento a nivel mundial de la presencia de “debris” en el fondo marino, dentro de un proyecto denominado Dive against debris. A parte, también ofrecemos cursos de especialización de conservación del medio marino, y otros aplicados a grupos de animales específicos (por ejemplo, de rayas y tiburones). Esta parte de la concienciación la llevamos a cabo en el día a día también, recogiendo objetos del fondo marino, dando consejos a los buzos para el respeto con el medio ambiente, y evitar posibles daños. Como siempre decimos en nuestros programas de Project AWARE, se trata de llevarnos las mejores fotos y dejar solo un rastro de burbujas!

Nuestra última experiencia con Project AWARE fue de la mano de Frontier, con quién organizamos una limpieza de playa para el mantenimiento de la playa de Los Cristianos. En este turístico emplazamiento, es común en nuestros bautizos encontrar diferentes residuos fruto de la presencia de bañistas y turistas. Además, su proximidad con un puerto pesquero añade el riesgo de encontrar aparejos de pesca que incluyen anzuelos y trozos de botellas con los que se capturan o atraen a los peces, estando normalmente abandonados y en desuso.

Como resultado de nuestra experiencia de limpieza, encontramos un total de 15 kg de residuos en la zona de limpieza. De todos ellos, más del 75% de residuos eran plásticos, y otros como cabos, aparejos de pesca, baterías de barco, entre otros, no pudieron ser recogidos. Esta limitación con la que nos encontramos no nos permite recoger con métodos convencionales objetos demasiado pesados o encallados y, por lo tanto, no pudimos incluirlos en nuestro informe de limpieza. Aun así, nuestras acciones siguen teniendo un efecto muy positivo en las zonas que apadrinamos y frecuentamos. Y vosotros, os decidís a contribuir también?

Leave a comment