Phentermine Pills Buy Buenos días a todos!
Hoy ponemos en marcha nuestra nueva sección de Curiosidades del Mar, con la que os invitamos a conocer un poquito mejor las distintas especies y sucesos marino.
Seguro que cuanto más sepamos todos de este mundo tan desconocido por el hombre, más interesantes y enriquecedoras serán nuestras inmersiones.
Y qué mejor tema para inaugurar nuestra sección que la Tortuga Boba que tanto interés uscita entre los buceadores de Tenerife, y que tanta ternura me transmiten.

Esta especie, conocida científicamente por Tortuga Caretta Caretta, pertenece a la antigua familia Cheloniidae, que apareció nada menos que hace 40 millones de años. Rondan una vida media de 80 años, pudiendo llegar a pesar unos 200 kg., aunque aseguran que la más longevas, al suroeste de China, ha llegado a los 500 años. ¡No me quiero ni imaginar cuánto pesaría!

Como ya sabéis,es frecuente disfrutar de su compañía en muchas de nuestras inmersiones, pero también podemos verlas por al Atlántico, el Índico, el Pacífico o el Mediterráneo. Sin embargo, estos animalitos tan amables y sociables están clasificados en extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Las causas son diversas. El largo tiempo (hasta 30 años) necesarios para que las hembras alcancen su madurez sexual o la alta tasa de mortalidad de los huevos en incubación ante depredadores son las más llamativas. Pero no olvidemos la gran tendencia, aunque en declive, de la captura de tortugas para su consumo. Os sorprenderá saber que aún en México, uno de los platos más comunes son los huevos de tortuga, considerados como afrodisíacos. Sin embargo, estudios científicos aseguran que son totalmente contraproducentes para el cuerpo humano.

Todos hemos oídos hablar del delicado proceso de reproducción de las tortugas. ¿Pero sabéis realmente por qué? Para empezar, este proceso, que se concentra en los meses de junio y julio, se repite cada 2 o 3 años, aunque en cada puesta (normalmente cada 2 semanas) pueden llegar a poner entre 3 y 6 nidos. En cada nido depositan una media de 70 huevos, por lo que, si las cuentas no me fallan, eso hace una media de ¡más de 300 huevos en cada puesta! Eso sí, la tortuga madre, extasiada, vuelve al agua después de 2 horas desovando. Y eso, si es que vuelve, porque durante la puesta de huevos, la tortuga permanece en un estado de éxtasis que hace que no se entere de nada de lo que sucede a su alrededor. Momento en que los furtivos aprovechan para su ataque.

Sin embargo, los 3 meses que dura la incubación solitaria ante múltiples depredadores, hace que la probabilidad de supervivencia de esos 300 huevos sea realmente escasa. En la actualidad, la práctica de saqueos de huevos de tortuga es de un 80% en países como Costa Rica. Si a ello le sumamos el “reciente” descubrimiento del hongo Fusarium Solani que ataca los huevos de tortuga (por el que en torno al 75% de los huevos mueren) el resultado de reproducción es nefasto.

Pero, volviendo a la reproducción, lo más curioso de este proceso es sin duda la determinación de la temperatura de la arena que está en contacto con los huevos para el futuro sexo de la tortugas. Si esta arena se encuentra a una temperatura superior a los 32 ºC, todos los retoños de tortuga serán hembra; si por el contrario no alcanza los 29ºC, serán machos; y si rondan entre los 29 y 32 ºC serán de ambos sexos, siempre con más probabilidad de ser hembras.

¿Y sabíais que la puesta de huevo se lleva a cabo siempre en la misma playa en la que nacieron? Muchos desconocemos la gran capacidad de orientación que poseen estos reptiles. Alucinante, ¿verdad? Pues más alucinante es que tienen este don gracias a la presencia de un compuesto de hierro en su cerebro que les permite percibir el campo magnético de la Tierra para navegar como si de una brújula se tratase. Así, en el momento de nacer, su cerebro recoge la información necesaria para en un futuro volver “a casa”.

Leave a comment